Un compromiso de 100 años con la conservación y la niñez en Colombia

Un compromiso de 100 años con la conservación y la niñez en Colombia

En el año 2000 se creó Fondo Acción como un mecanismo de facilitación financiera y se convirtió en el administrador del primer canje de deuda por conservación, firmado entre los gobiernos de Estados Unidos y Colombia.

La posibilidad de este canje nace en el año 1990, cuando el presidente de los Estados Unidos, George Bush, señaló la importancia de fortalecer las políticas ambientales del hemisferio y planteó la posibilidad de la creación de este modelo que sería administrado por fondos ambientales en Latinoamérica y el Caribe.

Como resultado de esta iniciativa, el gobierno de Estados Unidos y el colombiano firmaron un acuerdo bilateral a través del cual se estableció la Cuenta de la Iniciativa de las Américas, donde los recursos se utilizarían para promover actividades destinadas a preservar, proteger o manejar los recursos naturales y biológicos del país de manera sostenible y ecológicamente viable. Al mismo tiempo, fomentaría la supervivencia y el desarrollo de la niñez dentro de lo que el acuerdo llamó «una concepción de desarrollo sostenible, partiendo de la idea de que ambos son elementos decisivos para forjar un futuro ecológico y económicamente sano para todos los países del hemisferio occidental, reconociendo que los niños son su mayor recurso, representan su futuro y merecen una base sólida de recursos naturales para una vida de calidad, y que merece protección a la amenaza a la salud, de la degradación y contaminación ambiental prevenible»; el Fondo Acción nace en el 2000 para administrar este mecanismo.

Durante estos 20 años de trabajo conjunto, el gobierno de los Estados Unidos ha facilitado la inversión más de 60 millones de dólares a través de diferentes iniciativas y proyectos, llegando a todas las regiones del país promoviendo acciones de conservación, protección y desarrollo para los niños y niñas cumpliendo así, su compromiso por el ambiente y la niñez en Colombia.

Protegiendo los bosques tropicales de Colombia

En el año 2004, los gobiernos de los Estados Unidos y Colombia firman un nuevo canje de deuda por naturaleza que busca conservar, proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los bosques tropicales en Colombia mediante el apoyo a iniciativas de la sociedad civil con la participación directa de las comunidades locales.

El acuerdo para la Conservación de Bosques Tropicales de Colombia (TFCA), es administrado por Fondo Acción y cuenta con el apoyo de tres ONG: World WildLife Fund (WWF), The Nature Conservancy (TNC) y Conservación Internacional (CI).

La inversión de 10 millones de dólares ha permitido trabajar en tres áreas forestales estratégicas del país: Vichada, Arauca, Casanare Santander y Boyacá, interviniendo un área de más de 900.000 hectáreas generando más de 900 acuerdos de conservación.

Comprometidos con la niñez en Colombia

El gobierno de los Estados Unidos y Fondo Acción le han apostado también a la niñez en Colombia, por esto en el 2006 junto a la Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano (CINDE) y con Martha Arango, investigadora colombiana en asuntos de primera infancia, crearon el Fondo de Becas Glen Nimnicht. Este fondo es la primera cuenta patrimonial dedicada exclusivamente a la formación para la atención de la primera infancia en el país, y a la fecha ha entregado más de 390 becas para la formación de personas encargadas de educar a niñas y niños menores de 6 años. Así mismo, más de 8.000 niños, niñas y adolescentes se han beneficiado por las inversiones en educación, formación de cuidadores y maestros, mejora de espacios e infraestructura para su desarrollo.

Protegiendo la joya marina de Colombia

Gracias a aportes de la Iniciativa de la Cuenta de la Iniciativa de las Américas, en el 2008 se crea el Fondo Patrimonial Malpelo, sumando aportes del Global Conservation Fund de Conservación Internacional, convirtiéndose en un referente de financiación sostenible para la conservación de áreas protegidas en Colombia.

La conservación de Malpelo, liderada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, en asocio con la Fundación Malpelo, ha permitido la protección de 2.8 millones de hectáreas, de especies en peligro como meros y tiburones y nuevas especies han sido reportadas para la ciencia, gracias a las expediciones científicas que permiten conocer y monitorear su fauna y su flora.

En once años este mecanismo ha entregado más de dos millones de dólares para la conservación del santuario y cuenta con un fondo patrimonial, cuyos rendimientos garantizan un aporte financiero anual significativo para el manejo del Santuario a largo plazo.

El poder de la gente de Caquetá

Los Estados Unidos mantiene su compromiso con la protección y el manejo de los recursos naturales en Colombia y es por eso que en el 2013 financia el Programa Paisajes Conectados a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Con la donación de USAID a través del entonces programa regional Iniciativa de Conservación Andino Amazónica (ICAA) y de la mano de aliados estratégicos, el Fondo Acción llega como implementador directo a la Amazonia, una de las regiones más biodiversas del mundo y que ha tenido una larga historia de deforestación y conflicto armado.

Durante 7 años, Fondo Acción trabajó junto a 453 familias rurales, Amazon Conservation Team y la Gobernación de Caquetá, quienes  apostaron a la conservación de su territorio a través de prácticas sostenibles, fortaleciendo sus liderazgos, inspirando a niños y niñas y generando herramientas que les permitieran incidir en su territorio local.  

Protegiendo una de los lugares más biodiversos del mundo

En el 2013, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) continuaba con sus esfuerzos de conservación de los bosques del Chocó Biogeográfico mediante el desarrollo de proyectos REDD+ y la conservación de la biodiversidad en el Pacífico colombiano. Para esto, unió esfuerzos con Fondo Acción para diseñar y poner en marcha instrumentos que llevaran a buen término los componentes en los proyectos REDD+ de la mano de 19 comunidades afrocolombianas e indígenas de la región.

Esta alianza se fortaleció con la creación del programa Paisajes Conectados Pacífico en el 2015, donde Fondo Acción se convirtió en el implementador de este Portafolio REDD+, el cual agrupa nueve proyectos; los proyectos lograron su primera emisión de créditos de carbono en el 2018. Gracias a estos esfuerzos, las comunidades han conservado más de 700.000 hectáreas de bosque, reduciendo la deforestación en más de 15 mil hectáreas de bosque mega diverso, protegido más de 70 especies y reduciendo la emisión de o 6.138.743 VCU entre los años 2013 y 2018.

Con las inversiones que ha realizado el gobierno de Estados Unidos en estos 20 años se ha consolidado como un aliado de Fondo Acción y Colombia para el desarrollo sostenible y cuidado de la naturaleza, aportando a la conservación de más de 4 millones de hectáreas en el país a través de los diferentes proyectos, y contribuyendo a la protección y atención de la niñez de nuestro país.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
No Comments

Post A Comment