Cantoverde un canto para pensar

Cantoverde un canto para pensar

El compromiso global de mantener el aumento de temperatura por debajo de los dos grados centígrados, o incluso mejor que no superen el incremento de 1,5 grados requiere acciones inmediatas y positivas por parte de todos. De ahí que se estén diseñando y desarrollando medidas para reducir las emisiones de gases efecto invernadero (mitigación) y aumentar la capacidad de respuesta y resiliencia de las poblaciones, la economía y los territorios (adaptación). Esto solo es posible si le apuesta a la innovación, se movilizan recursos y se genera mayor entendimiento y conciencia sobre este fenómeno global.

En este contexto, el próximo 17 de noviembre concluye la vigésimo tercera reunión de la Conferencia de las Partes —COP23— de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que reúne a líderes de los gobiernos, empresas y sociedad civil que busca, entre otros aspectos, aumentar la ambición de los objetivos y las metas del Acuerdo de París iniciando su cumplimiento rápidamente con acciones concretas.

Ese mismo día a las 6 de la tarde, en Colombia, se presentará en concierto en el Museo Nacional en la ciudad de Bogotá, Cantoverde, un disco con música infantil para sembrar acciones frente al cambio climático, como lo denomina Andrés Villamil, su creador. La música y letras fueron compuestas con el apoyo del concurso CambiARTE, que convoca a artistas para desarrollar propuestas pedagógicas y de sensibilización sobre el cambio climático conectándolo con la vida real de cada persona. Desde hace tres años, el Comité de Gestión Financiera del Sistema Nacional de Cambio Climático, la Agencia Francesa de Desarrollo y el Fondo Acción, apuestan en el arte por su poder para inspirar cambios de comportamiento al despertar emociones y nuevos significados a las acciones cotidianas.

La creación de este disco se basó en un proceso de investigación sobre el cambio climático, pues para contarlo —y cantarlo— hay que entenderlo. Solo así podremos saber qué significa que el clima del Planeta esté cambiando y cuál es la relación que tiene nuestra forma de producir y consumir con la modificación de la composición de la atmósfera y el aumento de la temperatura. Invertimos en desarrollar contenidos para que los niños y niñas puedan estar más conectados con su nueva realidad climática, y de esta manera motivar en ellos la creatividad para encontrar respuestas y soluciones que modifiquen las tendencias actuales en términos económicos, culturales y climáticos.