El pasado 15 de noviembre, celebramos junto al Consejo Comunitario Cocomasur (Consejo Comunitario de Comunidades Negras de la Cuenca del Rio Tolo y Zona Costera Sur) y la empresa Prodeco la transacción de los primeros 40.000 certificados de carbono que un proyecto del Portafolio Comunitario REDD+ Pacífico le vende a una empresa privada.

“Esta es una transacción enmarcada dentro de la carbono neutralidad y el impuesto al carbono, lo que nos hace estar en la vanguardia de lo que está haciendo el mundo. Sin embargo, no es una simple transacción de créditos de carbono,  es un compromiso con perspectivas de tres años a futuro. Un acuerdo que va más allá, pues permitirá llevar importantes recursos a las comunidades” dice Natalia Arango, directora ejecutiva de Fondo Acción.

Fondo Acción fue el facilitador de este acuerdo que contribuye a la conservación de cerca de 14 mil hectáreas de bosque primario y el bienestar de 480 familias y 1440 personas de esta comunidad.

Esta estrategia responde a los pilares de la mitigación del cambio climático, el bienestar de las comunidades, la conservación de la biodiversidad del bosque húmedo tropical más biodiverso del mundo y  la cultura ancestral de las comunidades que lo habitan.

“Más allá de estos logros, lo más valioso de este proyecto es que nos ha dado la posibilidad de unirnos nuevamente y permanecer en nuestro territorio”, cuenta Everildys Córdoba quien lidera el Proyecto REDD+ del consejo comunitario de Cocomasur.

El portafolio Comunitario REDD+ Pacífico, que representa Fondo Acción, comprende cerca de 700 mil hectáreas de bosque que están siendo conservadas por 19 consejos comunitarios y un Cabildo Mayor Indígena. Con estos proyectos se están beneficiando directamente cerca de 8.000 familias e indirectamente unas 40.000 personas.